05 de agosto de 2015

Cambiando tulipa y bombillas

Siguiendo los trabajos de preparación de Luz de Luna ha constatado que las luces traseras son, cuanto menos, deficientes en su iluminación. En una gran medida debido a la presencia de tierra dentro de las tulipas (los plásticos de los pilotos) traseros, así como en el que ilumina la placa de la matrícula.

Tip: Esta caravana pesa, según la documentación, menos de 750 Kgs

¿Y eso qué demonios significa? Pues que, según la Dirección General de Tráfico, es un remolque ligero. Por lo tanto, no es necesario que tenga la famosa matrícula de color rojo de los remolques, ni que tenga Seguro, ni que pase la ITV. Curioso, ¿verdad? Pues eso. Debido a ello en la parte trasera de la caravana solamente debe figurar la matrícula del vehículo tractor, osease, del Nissan Navara.

Volvamos al asunto de las tulipas y bombillas traseras, que me voy por los Cerros de Úbeda

Lo primero que hay que hacer es desmontar los pilotos traseros, los cuales tienen un diseño, ciertamente superado, para acceder a las bombillas. Aprovecharé la jugada para limpiar el plástico color rojo / amarillo (la famosa tulipa) para que las luces de posición, frenado e intermitentes se vean mejor (y desde más lejos) de noche.

El piloto trasero derecho.

El piloto trasero derecho, con la tulipa asegurada con una cincha de plástico negro. No hay cosa más desagradable que descubrir, en pleno viaje, que una de esas tulipas se ha desprendido en un bache, quedando las luces al aire. Es un repuesto que no es fácilmente localizable si no estás en una gran ciudad. Y, a veces, ni eso.

El piloto trasero izquierdo, sin la tulipa. Se puede apreciar la cantidad de polvo y suciedad acumulados con el paso de los años. Como he conseguido un repuesto (gracias al Sr. Torres, de Caravaning City - Gavá / Barcelona) lo desmontaré por completo, cambiaré y sustituiré las bombillas incandescentes por bombillas LED. En la fotografía se pueden apreciar las bombillas LED instaladas provisionalmente, para comprobar que quepan adecuadamente.

En la imagen superior se ve claramente cómo he desmontado el piloto por completo, quedando la chapa de la caravana al aire.

En la imagen superior puede apreciarse el piloto desmontado, lleno de suciedad y polvo.

En la imagen superior puede apreciarse el nuevo piloto. Incorpora unas pequeñas parábolas para aumentar la luminosidad de la luz de frenado y, si se instalase, de la antiniebla trasera.

En anterior imagen puede apreciarse la bombilla incandescente (original, aunque limpia) y la bombilla LED. El tamaño es bastante similar.

Cambiar a bombillas LED me permitirá:

  • Tener mayor luminosidad.
  • Generar menos calor.
  • Consumir menos energía eléctrica.

En la imagen superior puede apreciarse el nuevo piloto izquierdo, ya instalado.

No se trata de ver, sino de que te vean lo mejor posible

Hay que tener en cuenta que los automovilistas no esperan encontrarse con un vehículo de las dimensiones de una caravana. Yo, aprovechando este trabajo, aprovecho para instalar 2 triángulos reflectantes más. Es una buena medida de Seguridad Pasiva.

Comentarios

ha comentado el 18-09-2020 10:52:31

Introduce tu comentario:

Nombre :

Email :    

Comentario: