15 de agosto de 2015

Un viaje por el norte de España

En mi anterior post me quedé en Benavente.

En un área de Descanso de la Autovía, para ser exactos.

Benavente es un importe nudo de comunicaciones entre Galicia, Leon, Asturias y norte de Portugal con la meseta. Allí se unen las Autovías A-6 (Coruña-Madrid), A-52 (Vigo-Benavente), A-66 (Gijón/Oviedo - Zamora).

Empleo la mañana en efectuar gestiones y, tras la comida, emprendo Ruta.

Tal y como indicaba en mi post anterior tomo la Autovía A-52 en dirección Orense/Vigo para poner rumbo a tierras gallegas.

Tengo el sol de espaldas aunque, al tomar la A-52 queda a mi izquierda, haciendo un poco molesta la conducción. Como suele decirse gajes del oficio.

Si tienes posibilidad te recomiendo que tomes la Nacional N-525 para poder pasar por lugares tan bellos como Verín, Ginzo/Xinzo de Limia y que hagas una parada en Allariz.

Allariz, situada a unos pocos kms. de Orense es un bello pueblo, completamente rehabilitado y con un Barrio de La Judería digno de visitar. Merece la pena la parada y contemplar los patos nadando en el río desde alguna de las mesas del restaurante Portovello. La calma, tranquilidad y belleza del entorno bien recompensará la parada. Como yo tengo una Ruta que cubrir tengo que pasar de largo, pero me prometo hacer una próxima parada para disfrutar de la zona.

A eso de las 21 horas (aunque con luz de día, para eso estoy en el Oeste de Europa en Agosto) tengo que desviarme hacia el norte o hacia el sur. En dirección a Vigo o en dirección a Santiago de Compostela.

Indicación del desvío hacia Vigo (siguiendo la Nacional N-120) o hacia Santiago de Compostela (por la Nacional N-525).

Siguiendo por la Nacional N-525, en dirección Santiago de Compostela, llego a un punto en el cual me desvío para tomar la Nacional N-640, en dirección A Estrada.

Cartel indicado de la N-640, en dirección A Estrada.

Aquí las carreteras ya son, ciertamente, peligrosas. Se atraviesan muchos pequeños pueblos y hay mucho tráfico. Hay que tener mil ojos porque, para colmo, somos más lentos que el resto del tráfico rodado.

Nos cruzamos con una autocaravana a la salida de Pena do Foxo. Hay mucho tráfico en ambos sentidos.

Entramos en A Estrada y busco un lugar para poder aparcar y tomar algo en el pueblo.

Encuentro en la calle principal, que es la propia Carretera Nacional, un lugar idóneo para aparcar. Lo hago y, mientras Ingrid vigila el coche, busco algún curruncho en donde poder tomar algo. Me encuentro con un local encantador, regentado por una familia de argentinos regresados a la Madre Patria. El ARGENTINOS BURGER. Un lugar altamente recomendable si deseas degustar un buena hamburguesa, un hot-dog o un plato combinado. Yo me pido una hamburguesa con queso y una cerveza (hoy me apetece cenar de capricho y no cocinar).

Como anécdota me encuentro con que están organizando un campeonato de comer hot-dogs.

Cartel anunciador del Campeonato.

Hablando con los dueños me comentan que están contínuamente organizando eventos. De hecho me dicen que no es el primer campeonato de comer hot-dogs que organizan en A Estrada y que, debido a la afluencia de gente, este año lo harán en la Plaza Mayor del pueblo, frente al Ayuntamiento.

Como anécdota: hay campeón y campeona. La mujer que resultó campeona en la edición anterior se comió la friolera de 35 hot-dogs. Sin comentarios...

Sigo mi camino hacia Villagarcía de Arosa, en donde hago mi siguiente parada. Allí, tras efectuar unas gestiones, salgo del pueblo buscando ya un lugar en donde poder pasar la noche, puesto que me dirijo hacia el norte. No tengo claro aun si iré hacia Lugo o me acercaré a La Coruña.

Finalmente decido subir por Caldas de Reyes para desviarme hacia el Este por la Nacional N-640 rumbo a Lalín. Allí sigo (ya entrada la noche) por A Golada, Monterroso (donde viron sete frades a cavalo dun raposo) y Guntín.

En un Area de Servicio de Guntín, prácticamente a las afueras de Lugo, decido pasar noche. Mañana será otro día.

Y un nuevo día amaneció

Un día que no era soleado. Un día muy gallego. Amagando salir el sol, pero sin llegar a mostrarse. Un "Astro Rey" con la retranca gallega, calentando pero sin llegar al punto en el cual se pudiera ver.

Decido, como cada mañana, tomar mi café fuera de Luz de Luna. Así pues, taza en mano, contemplo como Ingrid juguetea y corretea en el Area de Servicio, mientras saludo a un chaval que ha rescatado 2 perros de una perrera. Tras terminar el desayuno (y el paseo de Ingrid) vuelvo a ponerme en marcha. En este caso hacia la propia ciudad de Lugo, puesto que deseo adquirir algunas cosas en un Hipermercado LIDL. Hay que buscar siempre un lugar en donde poder aparcar cómodamente (y de manera segura) para realizar comprar.

Al llegar al LIDL, el cual está situado en un polígono a las afueras de Lugo, me encuentro extrañamente vacío el aparcamiento. No hay vehículos, pese a ser un sábado. Me extraña tan vacío todo.

¡¡ ERA FESTIVO !!

Ahora entiendo por qué estaba el aparcamiento vacío y disponible para mí. Tras el lógico chasco me decido en partir en dirección a la mariña lucense (la costa cantábrica de Lugo). Para ello salgo de Lugo y me dirijo hacia Baamonde, para tomar la N-634 en dirección a Villalba, en donde haré mi siguiente parada a mediodía.

La N-634 en la actualidad soporta tráfico local, puesto que la nueva Autovía A-8 le ha quitado la mayoría de tráfico rodado. No obstante yo aconsejo ir de Baamonde a Ribadeo por la N-634, debido a sus bellas vistas y paisajes.

Bajando hacia la variante de Villalba.

Llego a Villalba y estaciono cerca de un supermercado. Tal y como me temía está también cerrado. No obstante encuentro un bar en donde recuerdo que en la provincia de Lugo, con cada caña, cerveza o vino te regalan la tapa. Por supuesto tienen diferentes tapas y puedes elegir la que más te apetezca en cada momento.

Tapa de ensaladilla rusa con una Sanmi.

Aprovechando que casi son las 13:00 horas hago una parada técnica para comer, amén de las tapas gratuitas, una ración de "Zorza" (carne de pincho moruno, pero sin estar ensartadas en el palo) con sus correspondientes patatas fritas. Como suele decirse coloquialmente me pongo las botas y me despido de allí jurándome volver en cuanto la ocasión se me presente.

El trayecto a partir de Villalba incluye el descanso al Valle del Oro en el cual están las poblaciones de Mondoñedo y Lourenzana. Es algo digno de ver. La carretera (algo serpenteante y con un pronunciado descenso) cuenta con un par de miradores para poder contemplar todo el valle.

Aconsejo visitar Mondoñedo y Lourenzana, así como contemplar el Valle del Oro desde la N-634

Como yo no dispongo de excesivo tiempo, y no deseo arriesgarme en un prolongado descenso con Luz de Luna a cuestas, decido abordar la Autovía A-8.

La Autovía A-8 con frecuencia cerrada al tráfico debido a sus peligrosos y espesos bancos de niebla discurre por viaductos a una altura escalofriante, brindando imágenes realmente bellas a quien viaja por ella.

Avisos previniendo de la niebla en la A-8.

El tramo que discurre a la altura de Lorenzana/Lourenzá es, sencillamente, impresionante. Se viaja cabalgando las lomas de las montañas, pudiendo tocar casi los molinos eólicos estratégicamente dispuestos.

A 45Km. de Ribadeo, en la cima de la montaña, con un molino eólico al frente.

En ese momento, escuchando Country suave, uno es transportado a otra dimensión.

Cabalgando lomas de montañas.

Llegando a la cota más alta.

En esos monentos soy consciente de lo grande que es la Madre Naturaleza y de la naturaleza insignificante del Ser Humano.

En la cima. Casi puedo tocar las nubes.

Comienza el descenso.

Una bella obra de Ingeniería civil.

Salida para tomar la antigua N-634 en Mondoñedo.

A las 14:39 llego prácticamente a la altura de Ribadeo. La Capital de la Mariña Lucense. Estoy prácticamente en la frontera entre Galicia y Asturias.

A 1 Km. de la salida de Ribadeo.

Galicia y Asturias están separadas por la Ría de Ribadeo. Atravesar el puente significa cambiar de Comunidad Autónoma y adentrarse en tierras asturianas. La última población gallega es Ribadeo, en tanto que la primera población asturiana es Vegadeo (Ría del Eo y Vega del Eo respectivamente).

Entrando en el puente sobre la Ría de Ribadeo, separación natural entre Galicia y Asturias.

En medio del puente sobre la Ría, en tierra de nadie.

Saliendo del puente (y de Galicia) para entrar en Asturias.

Espectacular viaducto sobre Vegadeo.

Otro viaducto sencillamente espectacular.

Os aconsejo deteneros y adentraros en Luarca

Luarca es una bella población costera, con un entramado de calles aprovechando la orografía montañosa que la convierten en una pequeña Mónaco.

Llegando a la zona de Soto del Barco y Pravia.

Pastillas de jabón Heno de Pravia.

El famoso jabón Heno de Pravia, diseñado, fabricado y comercializado por Perfumería Gal procede (a nivel inspirativo) de esta zona. El propio origen de este jabón está íntimamente ligado a su aroma. Cuentan desde la compañía que todo se debe a la casualidad. Salvador Echeandía Gal, cofundador de Perfumería Gal, realizaba un viaje por Asturias en 1903 cuando, al pasar por la pequeña villa de Pravia, quedó muy impactado por el aroma que desprendía el heno recién cortado. Se lo comunicó a su socio, el también guipuzcoano (ambos eran de Irún) Lesmes Sainz de Vicuña Arrascaeta: estaba decidido a crear un perfume con aquel olor.

Echeandía perseveró y no paró hasta tener listo, en 1905, un jabón con aroma del heno recién cortado que tanto le había impactado en Pravia. Se presentaba en forma de una pastilla de color verde, del mismo color del heno fresco, y envuelta en papel amarillo, aspecto que recuerda a la gramínea cuando está seca. La acogida del producto fue buena. Tanto, que se convirtió desde entonces en la enseña de la empresa.

Sigo camino de Oviedo

Las horas pasan, cadenciosas, mientras sigo avanzando rumbo a Oviedo. Dejo a mi izquierdo la ciudad portuaria de Avilés, avanzando en línea recta hacia Gijón. No obstante, antes de llegar a Gijón (en La Vega), tengo que abandonar la Autovía A-8 para conectar con la Autovía A-66 (la Autovía de la Ruta de la Plata en dirección sur para llegar a Oviedo.

Tengo una gestión inaplazable esa misma tarde en la llanura de Siero, muy cerca de Oviedo. Debido a que no puedo aplazarla y estimo que el lugar tiene calles bastante estrechas busco un lugar adecuado para desenganchar y dejar aparcada a Luz de Luna.

Para ello escojo el aparcamiento de una gasolinera en la propia Autovía A-66 y me cercioro de registrar la localización en el GPS del teléfono móvil con el fin de poder regresar lo antes posible y enganchar nuevamente la caravana.

Luz de Luna aparcada en la Estación de Servicio, en la A-66. Son las 18:00 horas. Menos mal que estamos en Agosto y aun tendré casi cuatro horas de luz solar.

La gestión me lleva algo más de hora y media por lo cual puedo regresar junto a Luz de Luna pocos minutos pasados de las 20:00 horas. La engancho y busco en el GPS algún Centro Comercial dentro del cual poder aparcar y efectuar la compra.

Localizo el Centro Comercial Parque Principado, bastante pegado a Oviedo y comunicado directamente por la A-66. Es un Parque Comercial muy grande, con amplios aparcamientos en los cuales puedo dejar el 4x4 y Luz de Luna sin molestar a nadie (y de una manera visible y segura). Cuenta con cines, las principales tiendas de ropa, comida rápida y un hipermercado Eroski. Allí me dirijo a comprar algunos víveres y enseres para poder continuar mi camino.

Aparcado en uno de los aparamientos de Parque Principado.

Son las 20:38 horas, así que dispongo de (más o menos) una horita para hacer las compras con relativa calma.

El Eroski es bastante grande. Me encuentro muchos productos regionales y, lo reconozco, curioseo un poco olvidándome de mis quehaceres para zambullirme en el mar del Consumismo. Una hora después salgo, con un carro de la compra conteniendo algunos artículos que he considerado interesantes.

Con la compra efectuada y el carrito junto a Luz de Luna.

Son las 21:20 horas y debo proseguir mi camino. Al día siguiente debo estar en una población de Burgos.

Salgo de Oviedo y enfilo la A-66 con rumbo norte para desviarme, al cabo de unos escasos kilómetros, hacia el este por la A-64 que me llevará hasta unirme nuevamente a la A-8 en Villaviciosa (pasando por Pola de Siero).

Estoy nuevamente en la Cornisa Cantábrica, dejando a mi izquierda el Museo del Jurásico de Asturias - situado cerca de Lastres - en dirección a Torrelavega. Aprovecho para hacer noche en un Area de Servicio de la Autovía.

Amanece un nuevo día

Tras mis 2 tazas de café de rigor, viendo como Ingrid corretea alegremente alrededor de Luz de Luna y del 4x4 decido ponerme en marcha.

Cruzo el río Deva abandonando tierras asturianas para adentrarme en Cantabria, siempre siguiendo esta Autovía A-8 (Autovía del Cantábrico). Me acompaña otro día plomizo, con nubes bajas y oscuras. El sol de agosto se muestra tímido y no calienta.

Llego a Torrelavega (tras pasar de largo por San Vicente de La Barquera) y hago una parada para comprar en otro supermercado. Sí, aun me falta alguna cosilla que comprar. Aprovecho para almorzar a media mañana con calma.

Una vez que he repuesto fuerzas tomo en la misma Torrelavega la Autovía A-67 (la llamada Autovía Cantabria-Meseta). De esta forma he rodeado el Parque Natural de los Picos de Europa y el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Cobre.

16 de agosto de 2015

Entre Oviedo y Burgos hay que subir hasta Torrelavega o bajar hasta León

Debido a que la ruta por León ya la tengo muy vista me decido subir hasta el Cantábrico para, en Torrelavega, iniciar descenso hasta Burgos. De Oviedo a León la Autovía A-66 se convierte en AP-66 (Autopista de Pago). Otra razón convincente para haber rodeado los Picos de Europa por el norte.

Siendo casi las 12:30 llego a la altura de Aguilar de Campoo (con su famosa fábrica de galletas).

Desvío hacia Aguilar de Campoo y Burgos. La fábrica de galletas María al fondo.

Al llegar a Burgos sigo bajando por la Autovía A-62 en dirección a Palencia. Mi siguiente parada es en una población entre Palencia y Burgos.

Tras efectuar la gestión que me ha llevado hasta prácticamente tierras palentinas sigo por la N-622 en dirección Este hasta interceptar la Autovía A-1 en Lerma. Una vez instalado en la A-1 voy dirección sur bajando en dirección a Madrid.

Paso por Aranda de Duero, siguiendo en dirección Sur hacia Madrid.

Salida de Aranda de Duero y conexión con la N-122.

A las 18:39 llego a Madrid, pudiendo divisar sus famosas 4 torres desde la Autovía.

Torre Espacio, Torre Cristal, Torre PwC y Torre Cepsa.

Torre España.

Paso por Madrid, sin detenerme esta vez, puesto que voy camino de Córdoba. Sí, Córdoba. Un viaje de descenso vertical desde el norte hasta el sur.

Pero eso es otra historia que, quizás, cuente en otro post.

Comentarios

ha comentado el 18-09-2020 10:51:27

Introduce tu comentario:

Nombre :

Email :    

Comentario: