17 de octubre de 2020

Actualizando el 4x4

El 4x4 Matacán tiene 20 años y 297.000 km. Hago esta puntualización para poner en antecedentes y que se pueda comprender el motivo del presente post y la presente actuación, que se alargará durante muchos días.

Este coche lleva sin recibir mimitos bastantes años y, de circular tanto por ciudad, acumula un gran número de rascones y bollos en su sufrida chapa.

Pero, el 10 de septiembre pasado, en un parking, alguien hizo marcha atrás sin ver el vehículo. Lo golpeó y se marchó sin dejar información (imagino para no estropear la bonificación en su Seguro de Auto). El caso es que, cuando llegué junto al vehículo, me encontré con la desagradable sorpresa. Me habían roto un intermitente, doblado ligeramente el parachoques y la aleta derecha.

Como siempre insisto, soy una persona muy optimista. Por ello, en lugar de agarrarme un berrinche me lo tomé como un nuevo reto. El parachoques acumulaba óxido y esta sería la ocasión perfecta para sustituir piezas antiguas por nuevas.

Este modelo de vehículo no tiene excesivos repuestos en el Mercado. No obstante, conseguí las piezas gracias a una empresa de ПЛОВДИВ/PLOVDIV (Bulgaria) conseguí las piezas...

... al menos, en teoría.

Los temibles retrasos

Pues sí. Sucedieron. Las piezas tardaron casi 2 semanas en llegar. Las pedí contrarrembolso. El importe eran 190€. Cuando llegó el envío el contrarrembolso ascendía a 390€.

¿A qué se debía esa diferencia de importe?

Como no estaban las cosas para perder tiempo decidí abonar el importe y recoger los diferentes paquetes en la Agencia de Transportes.

Mi sorpresa fué mayúscula cuando ví que me habían enviado piezas de más, piezas que no había pedido.

Contacté con la empresa porque, además, no me había llegado la aleta. Imprescindible para todo el montaje que pretendía. Tras disculparse, me informaron que me habían remitido, por error, el pedido de otro cliente junto con el mío. Enviaron la aleta que faltaba y fuimos solucionando el embrollo.

Con las piezas en mi poder comienzo el proceso de desmontaje, con el fin de poder cambiar las piezas. Para ello necesito desmontar en primer momento el embellecedor y el limpiaparabrisas del lado derecho.

Para desmontar el limpiaparabrisas es necesario una llave del 14. Con ella podremos desatornillar la tuerca que une el brazo del limpiaparabrisas del eje-motor.

Una vez quitada la tuerca hay que hacer un poquito de fuerza hacia arriba (yo me ayudé de un desatornillador para hacer palanca hasta sacar completamente el brazo del limpiaparabrisas.

Una vez quitado se puede quitar la pieza plástica en donde remata el parabrisas. El objetivo es ganar acceso a uno de los tornillos que sujetan la aleta.

Aquí se puede apreciar la pieza, antes de ser desmontada.

La pieza, prácticamente desmontada.

Como se puede apreciar en la fotografía anterior, una vez quitada la pieza tenemos acceso al subchasis y se puede desatornillar uno de los tornillos que sujetan la aleta.

Ahora hay que proceder a desatornillar, para poder quitar de su posición la aleta dañada.

Una vez desatornillados podemos retirar, con relativa facilidad, la aleta. Queda a la vista el chasis.

La imagen, si no estás acostumbrado, ciertamente impresiona. Ahora lo que se debería hacer es seguir desmontando el resto de piezas del frontal, para poderlos sustituir por las piezas nuevas recibidas. Para ello es necesario quitar la defensa frontal, con sus 2 faros auxiliares. Me pongo a ello.

Procedo a desmontar el faldón inferior. Al ser de material plástico está lleno de golpes y agujeros. Procedo a retirarlo.

El siguiente paso es desmontar el parachoques. Ahora todo es bastante más sencillo. Sobre el parachoques hay una pieza embellecedora de metal. También la desmonto.

En la zona interior del parachoques tengo fijada una bocina adicional Stebel tenor. Aprovecho para quitar su fijación al parachoques antiguo y me doy cuenta que deberé preparar el nuevo parachoques (mecanizándolo) a fin de poder volver a fijar esta bocina adicional al nuevo parachoques cuando lo instale.

Una fotografía de la etiqueta del parachoques. Puede apreciarse que viene de la ciudad búlgara de Plovdiv

Saco el parachoques nuevo de sus embalajes protectores y, al verlo junto al antiguo, me doy cuenta de la necesidad de cambio que tenía. El antiguo no lo había visto por el interior. Estaba totalmente oxidado.

Una vez mecanizado el parachoques nuevo, perfectamente cromado, procedo a instalarlo e instalar la bocina adicional tenor. Esta bocina la añadí, a la vez que sustituía el claxon que este vehículo traía de fábrica por uno bitono, con el fin de que me pudiera oir en caso de alguna maniobra extraña de otro vehículo. Al fin y al cabo yo circulo con mi casa y no puedo permitirme tener un accidente.

Sigo instalando. Las horas pasan y el día se va terminando a nivel solar. El sol, fatigado ya tras toda una jornada de trabajo decide esconderse, dando total protagonismo a su hermana, la luna. Me voy quedando sin luz y, pese a trabajar con linternas auxiliares, decido que es momento para detener mis trabajos por hoy. La cosa va tomando forma y el aspecto me agrada.

Buen momento para darle las buenas noches al 4x4, preparar algo exquisito de cena y dedicarme a escribir, mientras escucho música suave.

Muchas gracias por haberme leido y felices viajes.

Comentarios

Introduce tu comentario:

Nombre :

Email :    

Comentario: