26 de noviembre de 2020

Quid quaerit, invenit

Quid quaerit, invenit. El que busca, encuentra.

Un viejo lema de un Ala del Ejército del Aire que hoy, especialmente, cobra valor.

Buscar, explorar... descubrir. Allá en donde entendemos está el final de nuestro Mundo conocido comienza nuestro gran Reto.

Hoy estuve al límite de mis posibilidades mentales. Una tontería tal como unos intermitentes en un vehículo me han retrotraído a la realidad de la fabricación y la distribución en Europa. A estas horas (21:06 horas del jueves 26 de noviembre de 2020) me siento abofeteado por la realidad. Esa misma realidad que he vivido en el año 2001. Sí. Estoy hablando de hace más de 19 años. Casi 20...

España es un país que no fabrica. Nuestra Industria fue desmantelada, en la década de los años 80 del siglo XX por nuestro Gobierno (a mayor Gloria de Felipe González y la Internacional Socialista para terminar siendo un país de putas y camareros. Esta expresión, lógicamente, suena muy mal. Mas es cierta, no obstante el exabrupto pronunciado (y por el cual pido perdón anticipadamente).

Hete aquí la prueba palpable de tan dolorosa afirmación. Para conseguir un mísero relé de intermitente de un vehículo que se ha fabricado en Barcelona (España) desde 2001 a 2020 hay que, literalmente, volverse loco. ¿Por qué? Porque en España se ha buscado la externalización en los procesos industriales.

Ello nos conduce a un interminable tobogán de autistas que, si en su pantalla no lo encuentran, no existe...

Los ingenieros de NISSAN decidieron emplazar el relé del intermitente en un lugar imposible. Eso suele ocurrir muchas veces. Como suele decirse, el papel lo soporta todo.

El caso es que una cosa es ensamblar en Línea de Montaje un vehículo y otra, muy diferente, tener que efectuarle operaciones de Mantenimiento/Reparación.

Ha sido un caso realmente curioso poder sentir en carne viva como muchos mecánicos de NISSAN no sabían en dónde estaba ubicado el relé del intermitente de este modelo.

Como dice la frase en latín quid quaerit, invenit: el que busca, encuentra. Tras mucho tiempo (rebuscando en el interior de este 4x4) he conseguido - gracias a la inestimable ayuda de un amigo australiano - buscar en donde no se me ocurriría y allí está...

Ahora deberé seguir una larga marcha hasta encontrar otro relé de repuesto (bastante difícil de encontrar, tras lo que he ido averiguando.

No obstante hay que ser optimistas. Este 4x4 no es un prototipo y se podrá encontrar algún relé en alguna parte de... España...

... o eso espero.

Lo importante es haber localizado el nido de la serpiente.

Una vez localizada la pieza hay que extraerla, examinarla y buscar su correspondiente recambio.

La eterna pregunta, ante estos casos, es: ¿será la pieza correcta?

Quizás lo mejor sea recurrir al Método Empírico: desmontar la pieza y comprobar si es realmente un relé de intermitente.

.

Una vez desmontado, con las debidas cautelas y precauciones, se puede comprobar como es un relé de 5 pines y que está identificado oficialmente como un relé de intermitente.

Ya tenemos la dichosa pieza

Ahora, ya puestos, lo ideal es proceder a su desmontado y comprobado completamente.

No es un proceso fácil, pero es parte del Proceso de Curación.

¿Por qué me tomo tantas molestias?

Porque es una forma de entender lo que estoy conduciendo y lo que está tirando de Luz de Luna.

Pues aquí está. Tras un buen tiempo, y mucho cuidado, he conseguido desmontarlo, revisarlo y comprobarlo.

Como todo en esta Vida, queda seguir avanzando y resolver este curioso problema.

Muchas gracias por haberme leido y felices viajes.

Comentarios

Introduce tu comentario:

Nombre :

Email :    

Comentario: